Esta vez voy a empezar contándoos mi historia para que entendáis lo importante que es este post para mí. En Enero de 2017, mi hermana me llevó a una tienda que tenía muchas ganas de que conociera, se llama Papallona, es un centro de estudio con una pequeña tienda, donde tiene cosas diferentes y de marcas muy chulas.

Allí iba a descubrir una marca que me cambiaría la vida, Anabel lee. Toda su ropa tiene una ilustración de algún personaje divertido, cada uno de ellos contando su propia historia. Diseños para niños y no tan niños, como todas las marcas que os estoy mostrando a lo largo de mi blog, pero esta tiene algo especial.

Anabel Lee me introdujo en un mundo desconocido para mí, ¡podía vestir como mis niños aunque no tuviera una niña! Y también podía vestir a juego con mi marido. A raíz de este descubrimiento, me empecé a mover por este mundo que me permitía poder vestir a juego con toda mi familia.

Tiene varios modelos donde poder elegir para ir todos iguales, pero yo desde el año pasado, ya estaba enamorada de esta ilustración que va acompañada de una frase preciosa “la vida es una aventura, respira y disfruta del viaje”.

Cuando me puse a pensar donde podíamos hacernos las fotos, solo me venía un sitio a la cabeza, la escuela infantil “Dinoschool”, a la que fueron mis peques y os aseguro que hicieron mucho el indio, incluso tienen un tipi súper grande.

En la parte de detrás de las camisetas pone cuatro palabras con las que nos sentimos muy identificados y Dinoschool tenía todos estos valores, “sueña, explora, descubre y AMA”, allí han sido indios, exploradores, conductores, policías, cocineros, amantes de los animales, han cultivado ellos en su pequeño huerto, han sido unos niños muy felices en su primera etapa de aprendizaje, y no sólo ellos, para mí fue una experiencia que nunca olvidaré, me sentí partícipe de este proyecto pudiendo hacer cosas con mis peques, me sentía como en casa, y encontré a gente que sé que me llevo para toda la vida.

 

 

 

 


Related Posts