Hace una semana empezó el mundial de futbol y el primer partido contra Portugal ya fue de infarto, nos esperan unas semanas de mucho futbol y adrenalina…

Y como no, he aprovechado esta ocasión para volver a vestirnos igual toda la familia. Está claro que nos hubiera encantado poder ponernos la camiseta oficial de la selección española, pero la economía no da para tanto ¡que somos cuatro! y nos conformamos con unas camisetas súper chulas de Decathlon, que pudimos personalizarlas con el nombre de cada uno y con el número que nosotros quisiéramos.

La elección del número fue cosa de mi marido y los peques, grandes seguidores del fútbol. Ellos tenían claro que querían el número de Iniesta, el 6, ya que es una persona que transmite unos valores difíciles de encontrar en el mundo del fútbol, además es su último mundial y  su despedida de la selección.

También compramos cuatro pelotas iguales de la marca kipsta, las hay en dos tamaños, para los mas peques y para mayores, así todos teníamos nuestra pelota del mundial.

Yo no soy muy seguidora del fútbol, pero en este tipo de acontecimientos me gusta ponerme la camiseta y disfrutar de la selección, aunque mi marido siempre me dice,” durante el año no le hacéis caso al fútbol y cuando llega el mundial os volvéis loc@s”

No sabemos cómo quedara España en el mundial, pero seguro que lo conseguirá y todos nos volveremos a pintar las caras como hace ocho años y a celebrarlo por todo lo alto.

 


Related Posts